El Pequeño Poni

Cartel El pequeño poni

SINOPSIS

Luismi tiene diez años y, como de costumbre, acude a la escuela con su mochila My Little Ponny. Dice que es un talismán, que le trae suerte y que le protege, pero un día el director del colegio en donde estudia le prohibe la entrada al centro escolar si continúa llevando la mochila a sus espaldas.

FICHA TÉCNICA

Autor: Paco Bezerra
Interpretación: Gloria Sirvent y Sergio Matamala
Música original: Dani Nel·lo
Diseño cartel y vídeos: Alejo Levis
Escenografia: Eli Pérez
Iluminación: Xavi Gardés
Vestuario: Laura Garcia
Fotografía: Roser Blanch
Sala Flyhard, Barcelona

RECURSOS

Fotos
Criticas

EN PLATEA 02/08/2019 Ver completo
El pequeño poni nos habla del bullying y el acoso escolar de un modo tan certero como alegórico. Un montaje idóneo para un texto con muchas capas de lectura, tanto en lo referente al contenido como a su estructura dramática.
La dirección de Mercè Vila Godoy y la interpretación de Glòria Sirvent y Sergio Matamala, únicos protagonistas presentes de la pieza, han captado la voluntad del autor de no polarizar en extremo. Nos encontramos con una madre y un padre que deben enfrentarse no solo a lo que le sucede a su hijo sino a su propia visión del mundo. Dos maneras de pensar que no han realizado el mismo recorrido en el momento en el que las conocemos y, por tanto, se enfrentan de maneras diferentes a un mismo suceso. Los dos realizan una labor muy destacable en el sentido que no buscan la simpatía del espectador sino que desenmascaran progresivamente muchos de los miedos de los adultos y especialmente cómo esta incapacidad emocional se convierte en un lastre en la educación de los que vienen detrás. Una toma de conciencia en toda regla y un juego muy bien llevado entre el antagonismo y el acompañamiento escénico.
La puesta en escena propicia y al mismo aprovecha todas las posibilidades estilísticas para reforzar el discurso de este alegato sobre la libertad. La escenografía nos sitúa en un entorno más o menos cotidiano en el que cobran una relevancia especialmente significativa las proyecciones de Alejo Levis. Un trabajo que acerca la temática a algunos dinámicas propias de la ciencia ficción de un modo hipnótico y muy potente a nivel dramático. Culminante, ya que conoceremos al protagonista como él se ve. También se utilizan a modo de denuncia y alegato. Nunca contemplar un anuario escolar ha sido tan escalofriante, ya que la división o etiqueta de los retratados se realizará en función de su nivel de inculpación en el asedio que vive Luismi. Un hallazgo reforzado por la música original y espacio sonoro de Dani Nel·lo y siempre optimizado por el diseño de luces de Xavi Gardés que consigue, especialmente en el tramo final, que la magia suceda.
Finalmente, El pequeño poni consigue que empaticemos con todos los elementos que configuran el efecto trágico de la existencia de este niño de 10 años. Normalidad no es lo mismo que homogeneidad. Este sería el aprendizaje que nos ofrece una función que facilita sus herramientas tanto a través del contenido como de las decisiones dramáticas y de la puesta en escena. Resulta sorprendente cómo a través de la emoción, la ilusión y la sorpresa se crea un discurso argumentativo tan potente y persuasivo. Valentía aproximativa y responsabilidad a través de una obra tan marciana como relevante”. FERNANDO SOLLA.

TIMEOUT 10/07/2019 Ver completo
“La crueltat dels nens a les escoles que deriva en l’anomenat bullying és paradoxalment una qüestió educacional que, tot i la conscienciació imposada fa uns anys, segueix aportant casos terribles que poden acabar amb el suïcidi del menor assetjat. El dramaturg Paco Bezerra aborda el tema a El pequeño poni, i ho fa a partir d’un fet real que va passar el 2015 a Carolina del Nord. No es tracta d’un teatre documental i l’objectiu de l’autor va més enllà del cas concret per plantejar una qüestió sistèmica de rebuig d’aquell que per ser gras, portar pantalons curts o el que sigui es converteix en víctima dels companys. La motxilla amb un colorit i infantil grup de ponis, relacionats amb una sèrie de televisió americana que té seguidors tant petits com a adults, actua com a metàfora de que qualsevol diferència pot iniciar el procés d’assetjament. Bezerra, a més, intenta i aconsegueix mostrar-nos com les actituds i les reaccions dels pares en casos així poden resultar terriblement negatives per a l’afectat. Bezerra imagina una parella força primària sense recursos emocionals i intel·lectuals per afrontar la situació i que a la fi qüestiona fins i tot el vincle matrimonial. Molt ben dialogada i amb algun 'insert' visual i un esplèndid lament sonor de la mare, la funció ofereix una magnifica interpretació de Glòria Sirvent ben secundada per Sergi Matamala”. SANTI FONDEVILA.

CATORZE Ver completo
El pequeño poni és una petita meravella que explora les múltiples cares de l’assetjament i del comportament humà. L’obra s’endinsa en els límits de la resistència d’un nen sotmès a assetjament continuat a l’escola, en la resposta que hi dona la institució i en el comportament ambivalent i canviant dels seus pares. En poc més d'una hora desplega davant nostre un univers d’emocions contradictòries com la mateixa vida: pors, esperances, expectatives, ràbia, incredulitat, incertesa.
Mostrar l’assetjament serveix per posar llum a una realitat massa sovint oculta, per establir els límits entre el que és abús i el que no, per reconèixer-ho i ser-ne conscients. Serveix també per alliberar la víctima, per fer entendre que no se l’ha de culpabilitzar, que el que cal és protegir-la i empoderar-la. La vergonya no és patir assetjament, és permetre que passi. I aquí les famílies, les escoles i tota la societat en tenim una part de la responsabilitat. Per això, diuen alguns experts, qualsevol acció contra l’assetjament ha de ser ecològica, ha de venir de l’entorn i de la mà del conjunt de persones que formen la comunitat. És una lluita col·lectiva i El pequeño poni és un clam a la nostra humanitat, un clam que ens alerta de la necessitat de fomentar relacions positives, de crear una cultura de la cura i, quan convé, tenir una mirada reparadora”. JORDI PLANA.

TEATRE BARCELONA 9/7/2019
"Es una delicia cada vez que voy a la Sala Flyhard y me encuentro con una pequeña gran obra de teatro. Este ha sido el caso!
La obra va sobre acoso escolar.
La obra va sobre Luismi. Un niño de 10 años que siempre va a la escuela con su mochila de “Pequeño poni”. Los niños se meten con él, los profesores lo permiten. Y el director le prohíbe que vuelva a la escuela con esa cartera.
Como reaccionarán los padres? Defenderán la libertad y el derecho a ser él mismo de su hijo? O cogerán la vía fácil y prohibirán a su hijo ir con la cartera que él quiera??
Obra dura y que nos ha dejado pegado a la butaca. Los actores magníficos. Cuando empatizas con uno de los progenitores por sus ideas y al otro lo odias por cómo piensa es reflejo de que los actores lo hacen muy bien. Bravo por ellos!" JOSE GABRIEL DEL VIEJO.

Multimedia

-El pequeño poni-La Villarroel:

-Teaser:

-Entrevista:

-Nova ràdio Lloret TV:

-Entrevista a Barcelona Districte Cultural: